REAL DECRETO 894/1995, de 2 de Junio, por el que se modifica y amplia el articulo 3 del Real decreto 1007/1991, de 14 de Junio, por el que se establecen las Enseñanzas minimas correspondientes a la Educacion secundaria obligatoria.

Contenido completo sólo para clientes

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS
EXTRACTO GRATUITO

La Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema Educativo, establece en su artículo 20.3 que en la fijación de las enseñanzas mínimas del segundo ciclo de educación secundaria obligatoria, especialmente en el último curso, podrá establecerse la optatividad de alguna de las áreas, así como su organización en materias. El Real Decreto 1007/1991, de 14 de junio, al desarrollar este precepto, ordena que en el cuarto curso de la etapa los alumnos deberán elegir dos áreas entre estas cuatro: Ciencias de la Naturaleza, Educación Plástica y Visual, Música y Tecnología, y atribuye a las Administraciones educativas la responsabilidad de disponer que las enseñanzas del área de Ciencias de la Naturaleza puedan organizarse en dos materias diferentes, debiendo mantenerse en todo caso su carácter unitario a efectos de evaluación.

Con el fin de ampliar las posibilidades de elección de los alumnos en un año tan significativo para la orientación de los estudios posteriores como el 4.º curso de educación secundaria obligatoria, parece conveniente extender aquella elección, concretar el alcance de su oferta en las materias separadas de Biología y Geología y Física y Química y establecer un sistema de evaluación acorde con esa nueva ordenación de los contenidos. Todo ello sin perjuicio de mantener la posibilidad inicial de abordar de manera global el estudio del área de Ciencias de la Naturaleza y la consiguiente evaluación conjunta de sus contenidos.

Asimismo, y en lo que se refiere al bloque de contenidos del área de Ciencias Sociales, Geografía e Historia denominado «La vida moral y la reflexión ética» para el cuarto curso de la educación secundaria obligatoria, el presente Real Decreto propone como materia específica esos contenidos, con lo que recalca el carácter filosófico de los mismos y propicia su organización como materia independiente en el currículo.

Se pretende así mantener la posibilidad de que estos contenidos sean impartidos de manera integrada, tal como preveía el artículo 20.1 de la Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema Educativo, pero se articula de manera más coherente la facultad que otorgaba la misma Ley de organizar por materias estas enseñanzas.

En el proceso de elaboración del presente...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS