Resolución de 8 de julio de 2009, de la Dirección General de Transporte Terrestre, por la que se da publicidad al Acuerdo de Consejo de Ministros de 12 de junio de 2009, por el que se establece la normativa reguladora de los préstamos previstos en el plan elaborado por el Ministerio de Fomento para la renovación del parque de autobuses y autocares, denominado Plan VIVE AUTOBUSES 2009-2010.

Marginal:BOE-A-2009-11414
Sección:I - Disposiciones Generales
Emisor:Ministerio de Fomento
Rango de Ley:Resolución
 
EXTRACTO GRATUITO

El Consejo de Ministros, en su reunión de 12 de junio de 2009, a propuesta del Ministro de Fomento, ha adoptado el Acuerdo por el que se establece la normativa reguladora de los préstamos previstos en el plan elaborado por el Ministerio de Fomento para la renovación del parque de autobuses y autocares, denominado Plan Vive Autobuses 2009-2010.

A los efectos previstos en el artículo 52 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, se procede a la publicación del referido Acuerdo, que figura como anejo a la presente resolución.

Madrid, 8 de julio de 2009.-El Director General de Transporte Terrestre, Juan Miguel Sánchez García.

ANEJO

Acuerdo de Consejo de Ministros por el que se establece la normativa reguladora de los préstamos previstos en el plan elaborado por el Ministerio de Fomento para la renovación del parque de autobuses y autocares, denominado Plan Vive

Autobuses 2009-2010

La promoción del transporte público es una de las herramientas fundamentales para creación de un sistema de transporte sostenible en España, plenamente adaptado a las necesidades económicas, sociales y medioambientales de los ciudadanos. Así se ha puesto de manifiesto en los sucesivos planes aprobados por el Gobierno durante las dos últimas legislaturas, tal y como el Plan Estratégico de Infraestructuras y Transportes (PEIT), la Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética (E-4), la Estrategia Española de Calidad del Aire, el II Programa Nacional de Reducción de Emisiones y más recientemente, la Estrategia Española de Movilidad Sostenible.

Por ello, el Presidente del Gobierno anunció durante el último debate sobre el Estado de la Nación, la puesta en marcha de dos medidas destinadas al transporte público, una de las cuales era la relativa al nuevo Plan Vive para la renovación de autobuses, mediante el que se iba a financiar la sustitución de autobuses de más de diez años por autobuses nuevos que cumplieran determinadas características de eficiencia.

En este sentido, debe señalarse que el autobús es el medio de transporte público que más viajeros transporta en el tráfico interior, con una cuota de cerca del 68 %.

El parque español de autobuses y autocares es más antiguo que el de los países de nuestro entorno, con las consecuencias que de ello se derivan para la protección del medio ambiente y la seguridad vial. Alrededor del 43 % de estos vehículos tiene más de diez años de antigüedad.

El Ministerio de Fomento, a través de la Dirección General de Transporte Terrestre, propone establecer un mecanismo de ayuda a la financiación destinado a la compra de autobuses y autocares, con el fin de incentivar la sustitución de este tipo de vehículos que tengan una antigüedad de más de diez años por otros nuevos menos contaminantes.

Mediante la elección del citado límite de antigüedad, se contribuirá a retirar de la circulación vehículos que cumplían, en el mejor de los casos, la norma Euro III o anteriores. Esto permitirá disminuir las emisiones contaminantes y de CO2. Asimismo, los nuevos vehículos incorporan medidas de seguridad activa, como los sistemas de antibloqueo de frenos y control de estabilidad, y pasiva, como los arcos de seguridad antivuelco y cinturones, no disponibles para la mayoría de los vehículos sustituidos. De igual manera, se contribuirá a la accesibilidad de las personas con discapacidad a los servicios de transporte público, ya que los nuevos vehículos habrán de resultar accesibles a aquéllas personas que viajen en silla de ruedas.

La introducción de una medida que favorezca la retirada de la circulación en España de autobuses y autocares antiguos, mediante condiciones preferenciales para la financiación de la compra de otros nuevos, bajo la exigencia de dar de baja definitiva a uno antiguo, impulsará el mercado de este tipo de vehículos, y en consecuencia se incrementará la seguridad y la accesibilidad, se reducirán los gases contaminantes y se logrará...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA