Decreto 888/1969, de 9 de mayo, por el que se promulga el nuevo Estatuto fiscal de las Cooperativas.

Marginal:BOE-A-1969-584
Sección:I - Disposiciones Generales
Emisor:Ministerio de Hacienda
Rango de Ley:Decreto
 
EXTRACTO GRATUITO
7198
1.
13
muyo 1969
B.
O. del
E.-Núm.
114
Disposiciones generales
PRESIDENCIA
DEL
GOBIERNO
]MINJSTERIO
DE
HACIENDA
DECRETO
Mijl!J6Y.
de ;;0
de
abril,
por
el
que
se
amvlía
hasta
ta
terminación
delll
Plan
de
Desarro-
llo
Económico
y
Social
la
posibilidad
de acogerse
alos
beneficios
derivados
de
la
declaraci&n
de
pre-
ferente
localiZación
industrial
de
determinadas
z().
nas
qeoqrlificas.
La
poIitica
de
desarrollo
regional
exige
no
sólo
compatibi-
lidad
con
la~
previsiones
y
objetivos
del
desarrollo
sectorial.
sino
también
coherencia
temporal
con
los límit-es
que
se
fijan
para
cada
etapa
del
proceso
planificador.
Dado
que
el
II
Plan
alcanza
hasta
el
treinta
y
uno
de
diciembre
de
mil novecientos
setenta
yuno,
parece
lógico
que
todas
las
aceione~
encaminadas
a
la
expansión
económica
de
determinadas
regiones
se
enmarquen
en
ese
limite
temporal.
criterio
éste
refrendado
por
la
misma
Ley
aprobatoria
del
Plan,
que
en
su
disposición final
primera
prorroga
hasta
la
fecha
final
de
su
vigencia
la,.'"
actuaciones
contenidas
en
los
Planes
de
BadaJoz
y
de
Jaén
y
las
disPQsiciones
sobre
aplicación
C1e
medidas
para
el
desarrollo
económico
ysocial
de
la
Tierra
de
Campos
y
Campo
de
Gibraltar
La
l6gIca
inserción
de
tales
actuaciones
y
medidas
en
el
11
mite
temporal
del
Il
Plan
de
Desa.rrollo Económico y
Social
aconseja
aplicar
idéntico
criterio
a
todas
las
zonas
geográficas
calificadas
por
el
Gobierno
hasta
el
momento
como
de
preferen~
te
localización
industriaL
En
atención
alo
cual
a
propuesta
de
los MinIstroh
de
In-
dustria
y
de
Agricultura
y
previa
deliberación
del
Consejo
de
Ministros
en
su
reunión
del
dia
veinticinco
de
abril
de
mil
novecientos
sesenta y
nueve,
DISPONGO:
Artículo
primero.-Uno.
La
aplicación
de
Jas
medidas
sobre
preferente
localización
industrial
en
las
zonas
de
Badajoz,
Jaén,
campo
de
Gibraltar.
Tierra
de
Campos,
la
Mancha,
Cáceres
yValle
del
Cinca.
a
que
se
refieren
los
Decretos
dos
mll
ocho·
cientos
cincuenta
y
cinco/mil
novecientoa
sesenta
y.
cuatro,
de
once
de
septiembre~
tres
mil
doscientos
veintitrés/mil
novecien-
tos
sesenta
ycinco.
de
veintiocho
de
octubre;
mil
trescientos
dieciocho/mil
novecientos
sesenta
yseis,
de
doce
de
mayo;
dos
mil
setecientos
treinta
y
seis/mil
novecientos
sesenta
ysiete,
de
veintiuno
de
noviembre;
dos
mil
novecientos
ochenta
y
dos/
mil
novecientos
sesenta
ysiete,
de
treinta
de
noviembre;
mil
ochocientoS
ochenta
y
dos/mil
novecientos
sesenta
yocho.
de
veintisiete
de
julio, y
dos
mil
doscientos
veinticinco/mil
nove-
cientos
sesenta
yocho,
de
catorce
de
septiembre,
tendrá
una
duraCión
igual
a
la
del
II
Plan
de
Desarrollo
Económico
y
Social
Dos.
L&I
personas
naturale!> o
jurIdicas
que
deseen
acoger-
se
alos beneficios
que
se
otorgan
a
las
industrias
comprendi-
d&l
en
1&1
zonas
calificadas
podrán
solicitarlo
hasta
el
treinta
y
uno
de
diciembre
de
mil
novecientos
setenta
yuno.
Articulo
segundo.-L08
Mimsterios
de
Industria
y
de
Agri-
cultura
adoPtarán,
en
el
ámbito
de
sus
respectivas
competen-
cias,
las
medidas
necesarias
para
la
mejor
ejecución
de
lo di&-
puesto
en
este
Decreto
Asi
10
dispongo
por
el
presente
Decreto,
dado
en
Madrid
a
treinta
de
abril
de
mil
novecientos
sesenta
ynueve,
FRANCISCO
FRANCO
El
Vl-cepresldente
del
Goblerno,
LUIS
CARRERO
BLANCO
DECRETO
88811969,
(le
Y
de
mayo,
por
el
que
se
promulga
el
nuevo
Estatuto
fiscal
de
las
Coope-
ratwas.
El
número
seIS del
articulo
dosclentos
treinta
de
la
Ley
cua-
renta
y
uno/mil
novecientos
sesenta
y
cuatro.
de
once
de
junio,
de
Re!
orma
del
Si.stema
Tributario,'
dispone
Que
por
Decreto,
a
propuesta
dei
Ministerio
de
Hacienda
yprevio
informe
de
la
Organización
Sindical
se
establecerá
un
nuevo
Estatuto
fiscal
de
las
Entidades
Cooperativas,
que
acomode
a
la
naturaleza
de
las
mismas
los
preceptos
de la
mencionada
Ley.
El
nuevo
Estatuto,
que
sigue
las
linea.
fundamentales
del
anterior,
consta
de
treb
titulos.
El
primero
contiene
ciertas
normas
comunes
a
todas
las
Cooperativas
en
relación
con
sus
obligaciones
formales,
el
régimen
de
las
reclamaciones
y!"€o
cursos
y
la
organización
y
competencia
de
la
Junta
Consultiva;
el
segundo,
dedicado
a
las
Cooperativas
protegida.s,
expone
los
beneficios
trIbutarios
que
la
Ley
concede
a
este
tipo
de
Enti-
dades
y
define
las
condiciones
de
constitución
ylos
limites
de
actuación
de
dichas
Cooperativas
protegidas;
por
último,
el
titulo
t.ercerO se
ocupa
del
régimen
de
las
Cooperativas
que
no
se
consideran
fiscalmente
protegidas.
Dentro
de
una
consideración
de
conjunto
puede
afirmarse
que
el
nueva
Estatuto
aborda yresuelve,
por
primera
vez
de
modo
sistemático.
los
dos
ordenes
de
cuestiones
que
plantea
la
consideración
fiscal de
las
Entidades
Cooperativas.
En
principio,
las
Cooperativas
están
sometidas
al
derecho
fiscal
común,
bien
resulta
obligadO
tener
en
cuenta,
por
exi-
.
gencias
de
la
técnica
tributaria,
las
especiales
características
de
dichas
Entidades.
tanto
en
su
organización
como
en
BU
funcionamiento.
No
obstante
lo
expuesto,
determinadas
clases
de
Entidades
Cooperativas.
en
atención
a
la
condición
de
sus socios oa
la
índole
de
sm;
actividades,
deben
ser
protegidas
fiscalmente,
de
acuerdo
con
las
exigencias
de
la
política
social o
para
egt1~
mular
actividades
que
interesan
al
bien
común.
Por
ello
se
mantiene
la
clasIficación
de
las
Cooperativas
en
KProtegidas» y«no
protegidas».
aunque
se
introducen
impor~
tantes
modificaClones
en
las
condiciones
exigidas
para
el (tis-..
frute
de
aquella
condición
que
tienen
en
cuenta
las
nuev~
realidades
del
mundo
cooperativo
y
;a
experiencia
adquirida
desde
la
promulgación
del
E..
de
m1l
novecientos
cin-
cuenta
y
cuatro,
En
particular
son
objeto
de
nueva
deflnic16n
las
Cooperativas
del
campo,
las
de
producción
industrial,
las
de consumo,
las
de
crédito
y
las
de
vivienda.
También
es
unportante
subrayar
que
los
Tribunales
Econ(>.
mico--adnúnistrativos
recobran
su
competencia
para
conocer
de
las
controversias
que
se
susciten
en
relación
con
el
régimen
fiscal
de
estas
Entidades,
si
bien
se
exige
el
informe
previo
de
la
Junta
ConhultlV8
del
régimen
fiscal
de
las
Cooperativas;
con ello
se
mantiene
esta
importante
Junta,
cuya
labor
unifica-
dora
de
criterios
interpretativos
tiene
tanta
importancia,
SIn
perjuiciO de volver a
la
necesaria
unidad
en
el
régimen
de
las
reclamaciones
e-con6mico-administrativas.
Debe
destacarse.
por
último,
la
precisa
y
completa
enwne-
ración
que
se
realiza
de
las
exenciOnes y
bonificaciones
fiscales
que
ia.,:,
Leyes
conceden
a
las
Entidades
Cooperativas,
con
~o
cual
se
superan
yresuelven dificiles
problemas
provocados
por
la
incidencia
de
las
reformas
tributarias
de veintiséis
de
di-
ciembre
de
mil
novecientos
cincuenta
y
siete
y
once
de
Junio
de
mil
novecientos
sesenta
y
cuatro
sobre
el
Estatuto
de
mil
novecientos
cincuenta
y
cuatro.
Nuevamente
la
claridad
en
las
normas
fiscales
contribuirá
a
su
mejor
aplicación
por
la
Administración
ylos
administrados.
B.
O. del
E.-Nlim.
114 13
bUIYlI
)
9(>'9
'""
En
su
li
propuesta
del
'.WUllStro
Cié
HUCleneta.
COJ,
Ul!orme
de
la
Organización
Sindical
y
pre~'ia
d~liberacjón
cte,
Ccmaejo
de
MinUltros
en
su
relltli6n
del
día
nuevf' de
maNO
de
mil
n~~
~n~
ynueve, .
DISPONGO'
TITULO
PRIMEIIO
Nonnas
comUnes
Articulo
primero.
CLASD'ICAClÓN
DE
.Lft,S
COOPERATIVAS A
EFEC-
TOS
FISCALES.-A efectos
tributarios..
las
SOCiedades
coo~ti~
vas
se
entenderán
clasificadas
en
dos
grupos:
a).
Cooperativas
protegidas. y
b),
Cooperativas
no
protegidas.
Articulo
segundo
REGISTRO
FlSCAL.-Uno.
Todas
la.s
Socie-
dades
Qooperativas.
se
eonalderen o
no
como protegidas. debe-
d.n
poner
en
conoctmlento
de
las Delegaciones
de
Hacienda
donde
se
hallen
domlcUiadas
el
hecho
de
IU
constitución.
den
tro
de
los
trea
'meses
siguientes
al
de
su
in8c.ripciónen
el
MI·
nisterio
de
Trabajo. Aestoe efectos a.compafiarán a
su
comu·
nicación
una
eopia
de
los
Estatutos
por
que se rigen ycopla
de
la
Orden
de
su
aprobación
por
el
Ministerio
citado.
La
extinclón
de ta.les Sociedades deberá. asimismo,
notifl·
carse
a
la
Delegación
de
Hac1enda indicada.
en
el
partafo
an-
terior,
dentro
de
'los tre1nta.
días
sigulente~
1\
la
fecha
en
que
se
hubiere
adoptado
tal
acuerdo.
0Qs.
Las
Administraciones
de
Tributos
o
de
Tributoa
Dírec-
tos
.se
ajustarán,
para
la
confección del
censo
de
Soc~dades
Cooperativas, a
las
normu
contenida!
en
la
O1'
del ldin1s-
terio
de
Hacienda
de
veintic1nco
de
febrero
de
m11
ncwecient('Jfl.
sesenta ycinco o a
las
que
en
lo
sucesivo se dicten.
Articulo tercero.
OBLIGACIONES
FORMALEs.--Uno.
Todas
las
Sociedades
Cooperativas,
se
consideren
o
no
protegidas, for-
mularán
en
los plazos reglamentarios
1M
declaraciones ode-
clara.cl~l1quidaclones
previstas
en
los precepto!
reguladoree
de
cada
tributo
o,
en
su
caso,
en
los modelos
que
para
estas.
Entidades
establezca'
el
Ministerio
de
Hacienda.
Dos.
En
relación con 108 ImpuestoB
pnerales
sobre
las
Su·
ce~iones
ysobre
Transmisiones
Patrimoniales
yActos Jurídi-
cos DocumentadQ!;,
las
COoperativas
estarán
obligadas
en
todo
caso a
preeentar
ante
las
Abo¡acias del lCatado uOfic1naa
L1-
quidadoras
competentes los documentos
de
todas
clases relati·
vos aactos ocontra.tos sujetos,
en
prine1pio~
aloa mencionados
impuee_
.in
perju1G1o
de
la
aplicación,
en
IU
caso,
de
la·
exeD~
ción
qUe
pudiera
~derles.
Tres.
Respecto
4e
los demáB imPlleSWs,
si
se
consideran
protegidas
harán
eonstar
este.
circunstancia
en
las
menciona-
d..
declaraclones.
En
..
te caso.
1..
orlC!ll&i
¡¡estor..
de
'os
trlb1ltOO
se
~tendrán
de
practleat
l!q1¡lillelÓll al¡¡ul>a
en
1011
ca80S
de
exención a
que
se
~
el
art:kn;Ilo
on.ce,
al
blenremt-
tlrán
la
documentacl6n
pertlnetlte
..
la
Jn-'6n
para
su
comprolJacl6n.
la
q""
0"""'_"
1..
carll$l4rlstlcas yclrcuns-
tancias
justificativas
de
la
exenc1ón,
dando
a
BUS
actua.c1Ot1es
11>
traml1acl6n
reglamentaria
de
_
....
loa
norm
..
re·
gUlll
de
lOO
tributos
y
de
los
_too
de
este
Decreto.
Articulo
.uart.
COllmo_llUS.-uno.
Las
cantrovmlal;
sobre Cuetitiones
de
derecho
que
·puedan
s\U"llr
entre
la.
'A4lm~
nistracl6n
Fiscal
y
1..
Coo¡¡el'&tlv....
en
relMlÓll
con
el
cum·
pllnúento
de su!! deberes
flscala.
lO
r...,l_
en
la
forma
dis-
puesta
en
los articulos ciento seaenta aciento seteIK6 Y
\W,O
de
11>
Ley
General
Trlbutaria
y
dlsposi.lones
.omplement
i
..
Dos.
Las
coo_8itu
de
-..
re-
sueltas
por
101
Jurados
TributariQS,
de
acuerdo
con
la
compe-
tencia
reconocida a
los
mismos
en
la
Ley
pnJIJla
de
cada.
tribUto.
Art1culo quinto.
JUNTA
CONSULTIVA
..
RiGDSIH
FMéAL
DE
U8
COOPlllA'llIVA8.-Uno.
La
Junta
Consultiva
del RélJ,men
_
de
1llA
~YIlB,
__
tltuida
...
el
Mlnlatierio
de
Ra-
clenda,
estará
formada
por
el
Director
general
de
~toI
DI·
rectos como Presidente,
pudtendo
delegar
en
un
Subdirector
general del mlBmo
Centro;
dOl
_tlinlel
de
la
DlreeoIOO
General
de
Impuestos
Directos;
uno
de
la
de
Imp
....
tos
Indlrec-
tos;
uno
de
la
de
lo
Oonteneioeo
del
_;
un
"'PI_tante
del
MlnlBterlo
de
TrabaJo;
treo
rep_tan_
de
la
Obra
Bln·
dlcal
de
COOpe1'llct6n.
Todos ellos
serán
deslgnadóll
por
el
~.
nlstro
de
Raclenda;
los
.-
ú!1llmoo,
a
~
del
MI.
nUtro
de
Traba!o
'1
de
la
~áll
lI!ildI...I,
!'llfl\*lt1'l7
...
mente.
l~a
8ecretan
~r3
clesempefiada por un rune1onarto.
tIII
vnto,
de
la
Dirección GeneraJ.
de
Impuestos
Directos.
Dos,
~tó.n
flmelones de
la
Junta
Consultiva:
Prtmero.-Informar
con caré.cter preceptivo
en
las
euest~
que, relacionada,!'! con el
presen~
i'istatutoFiscal
de
las
COfIpe-
rattvas,
se
refieran
a.:
a)
Proyectos. sobre modificación
de
sus
nol'mas.
b) Proyectos
de
Ordenes
ministeriales
que
hayan
de
(11.0-
tarse
para
su
interpretación
yaplicación.
el Procedimientos tramitados
ante
cualquiera. de tos or-
gano..
de
la
jurisdicción económico-adininistrativa.
cuando
88
solicIte por
el
reclamante
y
la
reclamación
se
refiera
a.
cuest1O-
Des
directamente suscitadas como consecuencia
de
su
apUc~
ción;
coExpedientes
que
se
tramiten
en
las
respectivas Dtree-
ciones
Generales
del
Ministerio
de
Hacienda
con motivo
de
COl}o
sultaade
carácter
general que
se
hubiesen formulado sobre
aPliClwión
de
sus
disposiciones;
e) Cuestíones relacionadas
con
el alcance e
InterpretacIón
con
carácter
general
de
SUR
normas
Q
de
las
disposiciones
d1c-
tadas
para
su
aplicación,
cuando
se
solicite
por
los OrgaI1Ol
de
la
Admlnistrltc,iún OpoI-
la
Obra
SlndleaJ.
de
Coopere..c1ón.
Segundo.-Proponer
al
Ministro
de
Hacienda
las
medidas
qUe
re
consideren más convenientes
para
la
aplicación del ré-
gimen
fiscal
de
laS
Cooperativas.
~rcero.-FJevar
anualment,e
ai
Ministro de Hacienda
una
Memoria sobre
las
consecueneias fiscales
de
la
actuación
de
las
Coopei"ativ~l.",
así como sobre los problemas
más
tmporta.ntM
suscitados
dUrl1!lf.o!"
dicho
~rtodo
en
esta
mat.eria.
nnlLo
11
De
las
entidadelO cooperatlvRM
protegldu
Articulo ,sexto.
ENUMERACIÓN
yCONDICIONES QUE DEBEN
RJ)o
UNIR
LAS
ENTIDADES
COOPERATIVAS
PROTEGmAs.-Tendrán
la
CQD-
siderac1ón
de
protegídas. previo
el
cumplimiento
de
los
requi-
sitos y
condicloIie.
fijadas
en
este
Estatuto.
las sigUientes:
a)
LM
Coopera.tivas del
Campo
que
asocien
para
los fines
propios de
estas
Entidades,
tal
como
las
define
la
legislación
vigente, aagricultores oganaderos, siempre
qUe
no
exceda
de
clento
veinticln(>A)
lnil pesetas
la
riqueza imponibie
por
la
COntribución Rústica
Pecuaria
de
las
fincas oexplotactones
agrioolas o
ganaderas
que cultive o
explote
cada
aaoclado
den-
tro
del
contorno
geográfieo a
qUe
se
extienda
estatutartamenw
la
aotividad cooperativa. del
ente
social reapeotivo. A
ef6etos
de
la
apl1eaeión
del
antertor
limite.
cuando
formen
pwte
de
est
...
Entidades
ot",.
COOper.tlVIlS oorn¡108
BlndlcR1eB
de
00-
IOhiZRClá:li
osocios
de
lIDas Uotros, comtitu1das para.
la
esploo
taciÓll
comunitaria
de
fineaa
o
de
explotMiones
ganadll'M.
riqueza imponible de
éstas
se
imputará
a
cada
uno
de
los
&JOlo
ciados
que
las
integren,
en
la
medida
que
legalmente les co-
rresponda.
:rel
Ministro
de
Hacienda
podra
mod1f:\caI'
la
cifra
anterior-
mente
sefU\lada.
previo
informe
de
la
Junta
Consultiva
del
Régimen
F1&cal
de
hlS
Coopera.tivas.
cuando
las
alteraotanes
de
la
riqueza, imponible
en
la
Contribuci6n Rllstica y
:Pecua-
ria,
derivadas
de
revisiones
de
carácter
general, prod:pzoa:n
un
incr~nto
Dledio global
su¡:>erior
a
un
Q.uince
por
ciento sobre
los preexioitantes.
Por
excepción, se
admitirá
la
concurrencin
de
otros
asooiA-
dos
cuya. riqUiaa imponible
sea
superior
a
la
indicada,
siempre
que
el
n_o
de
éstos
no
exceda
del cinco
por
ciento
del
total
d.
1011
de
la
COO1leratlva. yI>demás
que
la
rl_
lm\lO"
nible
COI'IWPOUdiente
a.
los
mismos no sume
en
SU
conjunto
más
del
veinticinco
por
ciento
del
total
correspondiente
alas
fincas oexplotaciones
ganaderas
de
los asociados.
b)
l«S
Coope"llItivall
del
Mor
111tegm
por
ar_
de
_a
de
baJma
o
por
gente8
de
mar.
conslderá
_
res
de
esta olase los ]JI'Op!¡etarlos
de
embaroa.ciones
de
bqura
que
185
exploten solos.
en
régimen famil1ar o a
la
part.e
con
SW1
trlpulant...
y
~
de
m....
10B
que
trabaJen
en
aquélla8
en
111$
faenas
de
pesa&
marítima
ofluvial
por
cuenta
ajena..
e)
Las
Cooperativas
de
Produ.cción IndustrlBJ,
eompuestM
por
tr9.b&jadores que act11en
por
si mismos
con
su
peraanal
trabajo,
dec&'é.cter
preponderantemente
manual,
en
el
proeeao
productivo
a
que
dediquen
su
actividad.
!ht6ePCiOOalmente
se
admite
la
ooneurreneia
de
100101
que
dMe&llfJefum.
fUnoiQl\M
de
naturalema aclm1ntstl'6t1va o
que
exija
tItUlo
de
grado
medio
(l
superior, expedido oreconoel4G
0(1-
7200
13
mayo
1969 B.
O.
del
E.-Núm.
114
cialmente
por
el
Estado>
siempre
que
el
número
de
éstos
no
exceda
del
diez
por
ciento
del
total
de
los
cooperativistas.
d)
Las
Cooperativas
de
Artesania.
constitUidas
por
peque-
ños artesanos. teniendo
esta
consideración los productores in-
dependientes,
en
posesión de la
Carta
de Artesano, que traba--
jen
auxiliadof
únicamente
por
famíliares
que
vivan
bajo
el
mismo
techo
Ji.
a
lo
más,
con
cinco
asalariados
extrafios.
el
Las
Cooperativas
de
Consumo.
formadas
indistintamente
por
trabajadores.
empleados
y
funcionarios,
que
tengan
por
objeto
procurar
articulos
alimenticios
y
de
uso
y
vestido
co-
rrientes
para
las
necesidades
de
los
socios
y
de
sus
famUlares
También
se
comprenderán
en
este
apal1:ado
las
que
tengap
por
fInalidad
procurar
el
transpOrte
colectivo
desde
sus
dotrllcillos
a
los
puntoo
de
trabajo
del
personal
trabajador.
f}
Las
Cooperativas
de
estudiantes
o
escolares
que
tengan
por
finalidad
procurar
a
sus
socios libros,
material
escolar
y
articulos
de
uso
y
consumo
corrientes.
También
se
compren
4
derán
en
e.."te
apartado
los
que
tengan
por
finalídad
procurar
alos
estudiantes
o
escolares
el
transporte
colectivo
desde
sus
d.omicilios alos
centros
docentes.
g)
Las
Cooperativas
de
Viviendas
que
tengan
por
único
objeto
la
construcción
de
viviendas
de
carácter
económico
para
uso
exclusivo
de
los
cooperativistas
y
sus
familiaR
A
e:o.tos
efectos
tendrán
la
consideración
de
«eeonÓffiicas»
las
viviendas
de
superficie
construida
inferior
a
ciento
cin-
cuenta
metros,
cuyo
coste
de
ejecución
material
no
exceda
de
la
cantidad
qUf'
resulte
de
multiplicar
el
coeficiente
uno
coma
cuatro
por
el
módulo
que
tenga
sefialado
el
Ministerio
de
la
Vivienda.
en
cada
momento,
alos
fines
previstos
en
la. legi.,·
laclón
sobre
«vivIendas
de
protección
oficial»).
POI" «uso excluslvo»
se
entenderá
la
uti11zación
de
la
vivien-
da
como
domicUio
habitual
y
permanente
de
10c
asociados
y
de
su
familia.
Estas
Cocperativag
no
perderán
la
condición
de
protegidas
cuando
construyan,
asimismo,
locales
de
negocios,
servicios
com~
plementarios
y
ohras
de
urbanización
dentro
de
los
límites
autorizados
por
la
legislación
de
viviendas
de
·protección
ofi·
cía!
(aunque
no
tengan
esta
condición
las
construidas
por
las
Cooperativas).
sin
perjuicio
de
que
los
rendimientos
de
cualquier
clase
que
pudieran
proceder
de
tales
bienes
tributen
conforme
a
lo
dispuesto
en
el
articulo
once,
del
presente
Estatuto.
h)
Las
Cooperativas
de
Crédito
Agrícola
y
las
de
otra
clase
de
crédito
que
se
constituyan
al
servicio
financiero
de
las
anteriormente
mencionadas
o
de
sus
UIliones,
siempre
que
unas
y
otras
cumpian
las
nonllas
que
dicte
el
Ministerio
de
Hacienda
sobre
actuación,
control
ein.
de
estas
en-
tidades.
i)
Las
uniones
de
CooperativaR
Nacionales
o
Territoria-
les.
constítuidas
con
carácter
obligatorio
y
por
ministerio
de
la
Ley
para
encuadrar
el
lllovímiento
cooperativo
en
sus
dife-
rentes
ramos,
y
sIempre
que
se
limiten
al
cumplimiento
de
los
fines
que
les
atribuyen
las
normas
legales
yreglamenta-
11a5.
ATtículo
séptimo.
CAUSAS
GENERALES
DE
PÉRDIDA
DE
LOS
BENE-
FICIOS
FlSCALEs.-Aunque concUITan los
requisitos
sefialados
en
e!
articulo
anterIor,
las
Cooperativas
no
podrán
ser
calificadas
cQttlo
«protegidas»
en
los
siguientes
casos,
con
carácter
general:
Uno.
Cuando
las
percepciones
de
los socios
no
sean
pro-
porcionales
alos
suministros.
entregas
de
productos.
servicios
o
actlv1dadesrealizadas
por
el
socio
con
su
Cooperativa..
Se
exceptúan
los
intereses
satisfechos
alos socios
por
-las
aportaciones
al
capital
social opréstaIllOs
efectuados
a
la
entidad.
Dos.
Cuando
las
operaciones
sociales
fueran
financiadas,
en
concepto de
socio
capitalLsta,
por
personas
naturales
o
ju-
rídicas
extrafias
a
la
Cooperativa
mediante
aportaciones
o
entrega
de
instalaciones,
cesión
de
negodos
o
ayuda
económi-
ca
de
cualqUier clase.
ArtteuIo
octavo.
CAUSAS
ESPECIALES
DE
PÉRDIDA
DE
LOS
BJmE-
FIelOS
FISCALES
DE
LAS COOPERATIVAS DEL
CAMPo.-8erán
causa
de
pérdida
de
los
beneficíOs
fiscales
en
esta
clase
de
Cope-
ratiV8..'J:
Uno.
Cuando
adquieran
materias
o
productos
perteneolen~
tes a
personas
extrafias
a
la
COOperativa
para
cederlos
a
ter-
ceros.
con
o
sin
transformación.
No
se
aplicará
esta
regla
a
los
casos
excepcionales
permitidos
por
la
Ley
de
COOperación
y
su
Reglamento
de
once
de
noviembre
de
mil
noveclento.."i
cuarenta
y
tres,
sIn
perjuicio
de
la.
tributación
que
pudiera
ce--
rresponder
a
est
supuestos.
Dos.
Cuando
los
productos
agrícolas
o
ganaderos
aportados
por
los socios
sean
objeto,
antes
de
su
venta.
de
algún
proceso
jnd.U8tt1a1.
Aíos
electos
de
este
apartado,
se Letldran
en
cuenta
las
SIguientes
reglas;
Primera.
No
se
entendera
como
proceso
industrial
la
rea-
liZación
de
las
operaciones
necesarias
para
conservar
y
preparar
los
productos
agrícolas
o
ganaderos
en
su
estado
natural,
y
aquellas
otras
que
sólo
unpliquen
una
transformación
primaria
de
los
mismos
o
de
sus
resicuüs.
F,l empíe
de
íngTe$
o
La
adiclOl'l
de
sustancIas
que
W'
sean
necesaria.'j o
convenientes
para
la
conservación
de
los
productos
agrícolas
o
ganaderos,
o
para
La
obtención
o
ela-
boración
de
los
resultantes
de
su
transformación
primaria.
será
motivo
determina.nte
de
la
pf>fdida
d~
1:"1
condición
de «pro-
tegida»_
El
envasado
para
su
venta
en
el
mercado
de
los
productos
nrtttU'ales
agrícolas
o
ganaderos.
oel
de
los
resultantes
de
su
transtonnación
prima¡'ül
aun
cuando
no
fuese
a
granel,
sino
con
marcá
diferente,
no
será
motivo
para
la
pérdida
de
la
condición
de
«protegida»,
amenoS"
que
se
demuestre
que
su
venta
constituye
un
negocio
S€cundario
.v
a,jf'"no
alos fines
propioR
de
1ft
Cooperativa.
Segunda.
A
título
enunciativo
y
no
limitativo.
se
entende-
rán
como
operaclone.
de
transformación
primaria
las
que
a
continuación
se
expresail,
referidas
alos
productos
agrícolas
o
ganaderos~
Molturación
del
trigo.
Sin
emba.rgo,
mIentras
la
legislación
VIgente
no
autorice
alos agrícul1,ores
la
tenencia
yUbre dis-
posición
del
cereal,
la
calificación
de
«protegida»
sólo alcan-
zará
a
aquellas
Cooperativas
cuya
cantidad
de
trigo
molturado
pOr
campaña
no
sea
superior
en
cantidad
e
igual
en
calidad
a
1m:;
entregas
reaH7.adas
por
SUR socios al
Servicio
Nacional
de
Cerealt's.
Molturación
y
desecado
dp
forr:ljes
d~
eereaJes y
grami-
nea
para
piensos.
Descascarado,
blanqueo
y
satinado
del
arroz.
Segundo.-Aceitunas
11
senúllas oleaginosas.
Molturación
de
aceitunas
para
La
obt€nción
del
aceite.
Aderezado
de aceitunas.
Extracción
del