SENTENCIA de 1 de marzo de 2001, de la Sala Tercera del Tribunal Supremo, por la que se declara que el Gobierno se excedió en los límites de la delegación conferida por la Ley 27/1995, de 11 de octubre, al no incluir en el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, aprobada por Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, el derecho exclusivo de los productores de fonogramas a autorizar la comunicación pública de éstos y de sus copias, reconocido en el artículo 109, apartado 1, de la Ley 22/1987, de 11 de noviembre, de Propiedad Intelectual, que se declara subsistente.

Fecha de Entrada en Vigor:21 de Mayo de 2001
Marginal:BOE-A-2001-9551
Sección:I - Disposiciones Generales
Emisor:Tribunal Supremo
Rango de Ley:Sentencia
 
EXTRACTO GRATUITO

SENTENCIA de 1 de marzo de 2001, de la Sala Tercera del Tribunal Supremo, por la que se declara que el Gobierno se excedió en los límites de la delegación conferida por la

Ley 27/1995, de 11 de octubre, al no incluir en el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual aprobada por Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril el derecho

exclusivo de los productores de fonogramas a autorizar la comunicación pública de éstos y de sus copias, reconocido en el artículo 109, apartado 1, de la Ley 22/1987, de 11 de

noviembre, de Propiedad Intelectual que se declara subsistente.

En el recurso contencioso-administrativo número 413/1996, interpuesto por la Asociación Fonográfica y Videográfica Española (AFYVE), la Sala Tercera (Sección Tercera) del Tribunal Supremo ha dictado sentencia, en fecha 1 de marzo de 2001, cuya parte dispositiva, en su apartado segundo, dice:

FALLAMOS

Segundo.

Estimamos en parte el citado recurso declarando que el Gobierno se excedió en los límites de la delegación que le había sido otorgada por la disposición final segunda de la Ley 27/1995, de 11 de octubre, al derogar o considerar derogado y, por tanto, no incluir en el Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, que aprueba el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, el derecho exclusivo de los productores...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA