REAL DECRETO-LEY 11/2001, de 22 de junio, por el que se modifica el artículo 29 de la Ley 25/1988, de 29 de julio, de Carreteras, y se establecen normas presupuestarias para atender los gastos derivados de actuaciones del Ministerio de Fomento en carreteras estatales.

Fecha de Entrada en Vigor:24 de Junio de 2001
Marginal:BOE-A-2001-12067
Sección:I - Disposiciones Generales
Emisor:Jefatura del estado
Rango de Ley:Real Decreto-ley
 
CONTENIDO
BOE núm. 150 Sábado 23 junio 2001 22409
I. Disposiciones generales
JEFATURA DEL ESTADO
12067
REAL DECRETO-LEY 11/2001, de 22 de
junio, por el que se modifica el artículo 29
de la Ley 25/1988, de 29 de julio, de Carre-
teras, y se establecen normas presupuestarias
para atender los gastos derivados de actua-
ciones del Ministerio de Fomento en carre-
teras estatales.
El presente Real Decreto-ley tiene por objeto, por un
lado, modificar la regulación de las potestades de los
órganos del Ministerio de Fomento respecto a las carre-
teras estatales, en los casos en que exigencias o de
seguridad vial o de carácter técnico requieran una inter-
vención administrativa en orden a regular la utilización
de las mismas. En particular, se regulan de forma espe-
cífica medidas a adoptar cuando de las anteriores cir-
cunstancias se derive la necesidad de desviar el tráfico
por una autopista explotada en régimen de concesión.
La realización de obras en determinados tramos de
carreteras, unida a las exigencias técnicas y, sobre todo,
de seguridad vial en el conjunto de la red viaria, motivan
la necesidad de adoptar medidas temporales en algunos
tramos de autopistas de peaje de titularidad estatal, con-
sistentes en el desvío de tráfico, total o parcialmente,
por la autopista. Esto se hace especialmente necesario
para aquellas travesías en las que la existencia de un
elevado número de accidentes mortales exige, con carác-
ter inmediato, la adopción de medidas como las aquí
previstas, que pueden contribuir eficazmente a la lucha
contra la siniestralidad en nuestras carreteras.
En definitiva, lo que ahora viene a regularse de manera
específica es el recurso a las autopistas o a tramos de
las mismas como variantes provisionales de carreteras,
especialmente por razones de seguridad vial. Esto resulta
justificable sólo cuando lo demuestran las razones de
interés público mencionadas, derivadas de la necesidad
de aunar el mayor grado posible de seguridad vial con
motivos de economía de medios que aconsejan recurrir
al uso de instrumentos ya disponibles, siempre con el
carácter de provisionalidad determinado por la duración
temporal de las circunstancias expuestas. En consecuen-
cia, estos supuestos no encajan en el procedimiento ordi-
nario de modificación contractual «ius variandi» previsto
en el artículo 24 de la Ley 8/1972, de 10 de mayo,
de Construcción, Conservación y Explotación de Auto-
pistas en Régimen de Concesión, tanto por el carácter
excepcional de la medida como por las razones de urgen-
cia a que normalmente responde.
Ello conlleva lógicamente la indemnización al con-
cesionario por los perjuicios causados, lo que se traduce
en una financiación, con cargo a los presupuestos públi-
cos, de peajes por categorías específicas de vehículos.
Por todo ello, y como complemento de la modificación
legal expuesta, por el presente Real Decreto-ley se dictan
las normas para efectuar las modificaciones presupues-
tarias necesarias para atender las indemnizaciones
correspondientes a las actuaciones que, con este motivo,
van a realizarse en el presente ejercicio presupuestario,
así como las derivadas de resoluciones adoptadas por
las mismas razones por la Delegación del Gobierno en
Autopistas Nacionales de Peaje con anterioridad a la
entrada en vigor de este Real Decreto-ley.
Por otra parte, la extraordinaria y urgente necesidad
del presente Real Decreto-ley deriva de diversas circuns-
tancias. Primero, por la inaplazable necesidad de abordar
con carácter específico un supuesto de hecho como el
mencionado, habida cuenta de las numerosas inciden-
cias que se producen en la red viaria, especialmente
de cara a la próxima campaña estival. Segundo, por la
creciente importancia de la seguridad vial para el interés
público, que requiere del ordenamiento el establecimien-
to de mecanismos ágiles y adecuados para solventar
los problemas que se plantean en la Red de Carreteras
del Estado. Y tercero, por la necesidad de acompañar
a las facultades administrativas de los créditos nece-
sarios para hacer efectivas las compensaciones que pro-
cedan a los afectados por las medidas acordadas.
En su virtud, en uso de la autorización contenida en
el artículo 86 de la Constitución Española, a propuesta
del Ministro de Hacienda y del Ministro de Fomento
y previa deliberación del Consejo de Ministros en su
reunión del día 22 de junio de 2001,
DISPONGO:
Artículo primero.
Modificación del artículo 29 de la
Ley 25/1988, de 29 de julio, de Carreteras.
El artículo 29 de la Ley 25/1988, de 29 de julio,
de Carreteras, tendrá la siguiente redacción:
«Artículo 29. El Ministerio de Fomento, sin per-
juicio de lo establecido en otras disposiciones y
de las facultades de otros Departamentos minis-
teriales, podrá imponer, en el ámbito de sus com-
petencias, cuando las condiciones, situaciones, exi-
gencias técnicas o seguridad vial de las carreteras
estatales lo requieran, limitaciones temporales o
permanentes a la circulación en ciertos tramos o
partes de las carreteras. Le compete igualmente
al Ministerio de Fomento fijar las condiciones de
las autorizaciones excepcionales que en su caso
puedan otorgarse por el órgano competente y seña-
lizar las correspondientes ordenaciones resultantes
de la circulación.
Cuando de las anteriores circunstancias se derive
la necesidad de desviar el tráfico de los vehículos
que se determinen, por la totalidad o parte de una
autopista explotada en régimen de concesión, el
22410 Sábado 23 junio 2001 BOE núm. 150
Delegado del Gobierno en las Sociedades Conce-
sionarias de Autopistas Nacionales de Peaje podrá
acordar dicha desviación y, en tal caso, previo infor-
me del Ministerio de Hacienda y audiencia del con-
cesionario, fijará las condiciones de utilización de
la autopista con carácter temporal, estableciendo
la compensación que corresponde al concesionario
por los perjuicios que se originen, sin que sea de
aplicación el artículo 24 de la Ley 8/1972, de 10
de mayo, de Construcción, Conservación y Explo-
tación de Autopistas en Régimen de Concesión.
Las limitaciones a la circulación o cualquier otra
restricción adoptada y, en su caso, los desvíos acor-
dados, se comunicarán a las autoridades compe-
tentes en materia de tráfico, circulación de vehículo
a motor y seguridad vial, al objeto de que éstas
adecuen las medidas de vigilancia, disciplina y regu-
lación del tráfico, y mantengan actualizada la infor-
mación que sobre las vías se ofrezcan a los usua-
rios.»
Artículo segundo.
Financiación.
La financiación necesaria para atender los gastos que
se deriven de las resoluciones que dicte el Delegado
del Gobierno en las Sociedades Concesionarias de Auto-
pistas Nacionales de Peaje, de conformidad con lo pre-
visto en el artículo anterior, se realizará con cargo al
Presupuesto del Ministerio de Fomento, de conformidad
con el régimen de modificaciones presupuestarias esta-
blecido en el texto refundido de la Ley General Presu-
puestaria, sin que resulten de aplicación las limitaciones
previstas en el artículo 11.tres de la Ley 13/2000, de
28 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado
para el año 2001.
Disposición final primera.
Efectos económicos iniciales.
El presente Real Decreto-ley será aplicable asimismo
a las compensaciones derivadas de actuaciones ante-
riores a su entrada en vigor, siempre que sean como
consecuencia de las resoluciones adoptadas por el Dele-
gado del Gobierno en las Sociedades Concesionarias de
Autopistas Nacionales de Peaje o, en su caso, por el
Jefe de Demarcación de Carreteras, y que se relacionan
en el anexo, consistentes en la financiación estatal de
los peajes por el tránsito de vehículos en autopistas de
peaje en razón de las mismas circunstancias previstas
en el artículo 29 de la Ley 25/1988.
Disposición final segunda.
Entrada en vigor.
El presente Real Decreto-ley entrará en vigor el día
siguiente al de su publicación en el «Boletín Oficial del
Estado».
Dado en Madrid a 22 de junio de 2001.
JUAN CARLOS R.
El Presidente del Gobierno,
JOSÉ MARÍA AZNAR LÓPEZ
ANEXO
1. Financiación del 37,5 por 100 del peaje por el
tránsito de vehículos pesados por la autopista A-68 (Bil-
bao-Zaragoza), en los recorridos Cenicero-Agoncillo,
Navarrete-Agoncillo y viceversa, con motivo de la cons-
trucción de las obras «variante de circunvalación sur de
Logroño y enlace con la calle Piqueras», desde el 1 de
mayo de 1999 hasta la recepción provisional de las
obras.
2. Financiación parcial del peaje por el tránsito de
vehículos pesados en la zona de Lleida de la autopista
A-2 durante la ejecución de las obras de los tramos de
la N-II: Santa María del Camí-Igualada y Cervera-Santa
María del Camí, consistente en 1.000 y 1.500 pesetas,
por viaje o transacción a los vehículos del grupo tarifario
pesados 1 y pesados 2, respectivamente, IVA incluido,
desde el 27 de abril de 1999 hasta la terminación de
las referidas obras.
3. Financiación del 50 por 100 del peaje por el trán-
sito de vehículos por la A-7 motivado por las obras de
rehabilitación del puente sobre el Río Fluviá. CN-II, p. k.
739,9. Término municipal de Báscara (Girona), desde
el día 12 de julio de 1999 a marzo de 2000.
4. Financiación de dos tercios del peaje por el trán-
sito de vehículos de transporte en el itinerario El Ven-
drell-Salou de la autopista A-7, en las estaciones de Tarra-
gona (tronco y acceso) y de El Vendrell (tronco y acceso)
durante el período de ejecución de las obras de las varian-
tes de Tarragona y Torredembarra-Altafulla, desde el día
10 de enero de 1999 hasta 5 de marzo de 2001.
12068
INSTRUMENTO de Ratificación del Acuerdo
sobre la Conservación de los Cetáceos del Mar
Negro, el Mar Mediterráneo y la Zona Atlán-
tica Contigua, hecho en Mónaco el 24 de
noviembre de 1996.
JUAN CARLOS I
REY DE ESPAÑA
Por cuanto
el día 24 de noviembre de 1996, el Ple-
nipotenciario de España, nombrado en buena y debida
forma al efecto, firmó en Mónaco el Acuerdo sobre la
Conservación de los Cetáceos del Mar Negro, el Mar
Mediterráneo y la Zona Atlántica Contigua, hecho en
el mismo lugar y fecha,
Vistos y examinados
el preámbulo, los 17 artículos
y los dos anexos de dicho Acuerdo,
Concedida
por las Cortes Generales la
autorización
prevista en el artículo 94.1 de la Constitución,
Vengo en aprobar y ratificar
cuanto en el mismo se
dispone, como en virtud del presente lo apruebo y rati-
fico, prometiendo cumplirlo, observarlo y hacer que se
cumpla y observe puntualmente en todas sus partes,
a cuyo fin, para su mayor validación y firmeza,
mando
expedir este Instrumento de Ratificación firmado por Mí,
debidamente sellado y refrendado por el infrascrito
Ministro de Asuntos Exteriores.
Dado en Madrid,a7deenero de 1999.
JUAN CARLOS R.
El Ministro de Asuntos Exteriores,
ABEL MATUTES JUAN
ACUERDO SOBRE LA CONSERVACIÓN DE LOS CETÁ-
CEOS DEL MAR NEGRO, EL MAR MEDITERRÁNEO
Y LA ZONA ATLÁNTICA CONTIGUA
Las Partes,
Recordando
que la Convención sobre la Conservación
de las Especies Migratorias de Animales Silvestres de
1979 promueve la adopción de medidas cooperativas
internacionales para la conservación de las especies
migratorias;
Recordando,
asimismo, que la tercera reunión de la
Conferencia de las Partes en la Convención, celebrada
en Ginebra en septiembre de 1991, instó a los Estados
del área de distribución a colaborar con vistas a celebrar,