Ley 7/1991, de 5 de abril, de Asistencia y Proteccion al anciano.

Contenido completo sólo para clientes

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS
EXTRACTO GRATUITO

El Presidente del Principado de Asturias

Sea notorio que la junta general del Principado ha aprobado, y yo, en nombre de su Majestad el rey, y de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 31.2 del estatuto de autonomía para Asturias, Vengo en promulgar la siguiente

Ley de Asistencia y Proteccion al anciano

Preámbulo

La prolongación de la vída debido a las nuevas condiciones higiénicas y sanitarias es, sin duda, una de las señas de identidad de esté último tramo del Siglo.

Ello ha motivado un espectacular aumentó de la población anciana, cuya Proteccion y acogida implica un problema Social, ante el que los poderes públicos no pueden permanecer indiferentes, ya que si bien es cierto que, en muchos casos, el alojamiento de ancianos se hace con las Mejores atenciones e incluso el mas encomiable altruismo, en otros predomina un afán de lucro que resulta legítimo sólo en la medida en que no conduzca al deterioro de las condiciones de vída de unas personas que, por razones Fisicas y psíquicas, tienen enormes dificultades para obtener la Proteccion de sus derechos o, mas simplemente, para formular sus quejas, tal cómo ha subrayado el defensor del pueblo en un ponderado y objetivo informe.

El Principado de Asturias ha dejado Clara muy tempranamente su preocupación por los problemas derivados de está nueva realidad Social y, a tal efecto, se han promulgado normas de variado rango; asi, La Ley 5/1987, de 11 de abril, de Servicios Sociales, dictada en ejercicio de la competencia exclusiva que, en materia de Asistencia y Bienestar Social, ostenta la Comunidad Autónoma de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 10.1, p), de su estatuto de autonomía; una competencia está que resultaba precisó enlazar y completar con la de desarrolló legislativo y ejecución que sobre la sanidad e higiene igualmente ostenta el Principado de Asturias en virtud de lo dispuesto en el artículo 11.1, g), de dicho estatuto, a cuyo efecto fue aprobado el Decreto 62/1988, de 12 de mayo, por el que se regulan las condiciones y Requisitos higiénico-Sanitarios que deben cumplir los establecimientos residenciales para la tercera edad, completándose el Marco Juridico con el Decreto 111/1989, de 16 de noviembre, por el que se regula el régimen de acceso a los establecimientos residenciales para la tercera edad dependientes de la administración del Principado de Asturias y a plazas concertadas de otros establecimientos.

Ante el progresivo aumentó de la población anciana y de la consiguiente demanda de atenciones Sociales, la presente ley recoge los aspectos ya perfilados en la anterior normativa, ahondando mas en todos aquéllos que la experiencia ha mostrado cómo fundamentales para la consecución de una mejor calidad de vída de está población, objetivo Basico, entre otros, de los Servicios Sociales.

Asi, para conseguir la Maxima eficacia en la prestación del Servicio público que se imparte desde los establecimientos residenciales para la tercera edad dependientes del Principado de Asturias, se crea, en virtud de lo dispuesto en la presente ley, un Organismo Autónomo que combina la personificacion pública y, de esté modo, su perfecto engarce en las Estructuras orgánicas de la Comunidad Autónoma, con una calculada flexibilidad en su actuación prestadora de servicios, confluyendo en sus Organos de Direccion y Gestion las distintas Administraciones Públicas con competencias en la materia.

El diseño se cierra con el acoplamiento de los actuales centros asistenciales en la Estructura del nuevo Organismo Autónomo, con lo que su administración y, en definitiva, sus servicios, se verán beneficiados por los positivos efectos que proporciona una Direccion integrada de todos los existentes en el territorio de la Comunidad Autónoma, quedando sometidos a un control de auditoría, cuya seguridad está perfectamente contrastada en otras experiencias del Derecho autonómico y del propio Derecho del estado.

Singular novedad de La Ley es la creación de la figura del letrado defensor del anciano, con Atribuciones precisas destinadas a reforzar las garantías de unas personas que, es precisó convenir, se encuentran a menudo arrinconadas en una Sociedad con los valores de la productividad excesivamente despiertos y los de la solidaridad a menudo adormecidos.

Titulo preliminar

Del objeto y ámbito de Aplicación

Artículo 1. La presente ley tiene por objeto la Regulacion de los derechos y sistemas de Proteccion específicamente aplicables a la población anciana en el Principado de Asturias, de las condiciones básicas a que deben someterse los establecimientos residenciales para ancianos, ubicados en el territorio del Principado de Asturias, asi cómo la organización y Gestion de los dependientes de la Comunidad Autónoma.

Art. 2. 1. A los efectos previstos en la presente ley se consideran establecimientos residenciales para ancianos aquéllos centros destinados a servir de residéncia permanente o habitual a está población.

2. Reglamentariamente se determinarán las categorías y régimen específico de los establecimientos residenciales para ancianos, de acuerdo con las características de los centros, el grado de validez o invalidez de sus usuarios y las circunstancias Sociales de las personas a cuya atención se destinan.

Art. 3. 1. Al sólo efecto de Obtencion de Plaza residencial dependiente del Principado de Asturias se consideran ancianos:

A) las personas mayores de sesenta y cinco años.

B) los pensionistas mayores de sesenta años.

C) los pensionistas mayores de cincuenta años con incapacidad Fisica o psíquica cuyas circunstancias personales, familiares o Sociales aconsejen el Ingreso en un establecimiento residencial.

2. Las personas ancianas a que se refiere el párrafo anterior deberán, con carácter general y salvo supuestos excepcionales, residir en el ámbito del Principado de Asturias desde al menos los dos años anteriores a la presentación de la solicitud de Ingreso en establecimiento residencial dependiente del Principado de Asturias para las comprendidas en los párrafos a) y b), y tres años para las comprendidas en el párrafo c).

Titulo primero

Régimen general de los establecimientos residenciales para ancianos capítulo primero

De las condiciones y Requisitos de los establecimientos y del régimen

De su autorización, Registro y acreditacíon

Art. 4. Todos los establecimientos residenciales para ancianos sitos en el Principado de Asturias deberán reunir las condiciones y Requisitos higiénico-Sanitarios, en cuanto a emplazamiento, accesos y recorridos interiores, Instalaciones, dependencias, medidas de Proteccion antiincendios y características generales de la edificación, adecuadas a las necesidades de cada tipo de usuarios.

Art. 5. Dependiente de la administración de Servicios Sociales del Principado de Asturias existirá un Registro de establecimientos residenciales para ancianos en el que deberán inscribirse todos los establecimientos dedicados a está actividad, tanto de titularidad pública cómo privada, cómo requisito previó e indispensable para su apertura y Funcionamiento en el ámbito territorial del Principado de Asturias.

Art. 6. 1. Todos los establecimientos residenciales para ancianos ubicados en el ámbito territorial del Principado de Asturias deberán disponer de un Reglamento de régimen interior en el que se regulará su organización y Funcionamiento interno, normas de convivencia y derechos y deberes de los residentes, dentro del Marco de libertad y confidencialidad garantizado en la constitución.

2. El proyecto de Reglamento de régimen interior deberá presentarse a la administración de Servicios Sociales del Principado de Asturias para su visado.

3. La administración de Servicios Sociales podrá formular los reparos e imponer las modificaciones que fuesen precisas al proyecto de Reglamento cuándo advierta que sus preceptos no se ajustan a la legalidad vigente. Transcurridos tres meses de la presentación en el Registro para su visado sin que la administración haya formulado respuesta alguna se entenderá conforme sin necesidad de denuncia de Mora.

4. Una vez visado el Reglamento de régimen interior, esté se expondrá en el tablón de anuncios del Centro y un ejemplar del mismo se entregará al usuario en el momento de su Ingreso en el establecimiento.

5. Cualquier modificación de los reglamentos de régimen interior deberá ser sometida al procedimiento establecido en los apartados 2, 3 y 4 del presente artículo.

Art. 7. 1. En todo establecimiento residencial para ancianos sito en el territorio del Principado de Asturias, la administración Regional de Servicios Sociales colocará un buzón para quejas.

2. Las características Fisicas, de uso y de acceso de los buzones de quejas, se determinarán reglamentariamente por la administración Regional de Servicios Sociales.

Art. 8. La apertura y Funcionamiento de establecimientos residenciales para ancianos en el ámbito territorial del Principado de Asturias estará sujeta al cumplimiento de los siguientes trámites:

A) autorización por la administración de Servicios Sociales, conforme al procedimiento que reglamentariamente se determine.

B) Inscripcion en el Registro de establecimientos residenciales para ancianos.

C) visado del preceptivo Reglamento de régimen interior por la administración de Servicios Sociales. ...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS