REAL DECRETO 2277/1996, de 25 de Octubre, sobre Reforma parcial de los Estatutos de la Real academia de Bellas artes de San fernando.

Contenido completo sólo para clientes

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS
EXTRACTO GRATUITO

La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, desde su creación en 1752, ha venido rigiéndose por diversas normas estatutarias. En la actualidad sus Estatutos son los de 3 de diciembre de 1873, con varias reformas parciales, las últimas llevadas a cabo, respectivamente, por los Reales Decretos 1737/1982, de 9 de julio, y 1101/1987, de 10 de julio.

La configuración del Estado de las Autonomías, la incorporación a las tareas de la Academia de las Artes de la Imagen, la flexibilización de la sustitución de la figura del Decano como suplente del Director, la posibilidad ofrecida a los Académicos Honorarios para cambiar a la categoría de Numerarios, si variasen sus circunstancias personales, y la conveniencia de derogar la disposición transitoria segunda del Real Decreto 1737/1982, de 9 de julio, hacen aconsejable reformar parcialmente los Estatutos de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, sobre la base de la propuesta presentada por la citada corporación.

En su virtud, a instancia de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, con el informe favorable del Instituto de España, a propuesta de la Ministra de Educación y Cultura y previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del día 25 de octubre de 1996,

D I S P O N G O :

Artículo únicoReforma de los Estatutos de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando

Se aprueba la reforma de los Estatutos de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando con la modificación de los artículos que a continuación se expresan:

«Artículo 1.

El objeto del Instituto de la Academia de Bellas Artes de San Fernando es promover el estudio y cultivo de la pintura, escultura y artes de la imagen, arquitectura, música y las artes en general, estimulando su ejercicio y difundiendo el gusto por las artes, con el ejemplo y la doctrina.

Artículo 2

La Academia cumplirá el objeto de su Instituto:

1.º Debatiendo las cuestiones relacionadas con las artes y publicando biografías y retratos de profesores y personajes célebres, monografías, estampas de relevante mérito artístico o interés histórico, obras musicales, diccionarios y cualesquiera otra clase de escritos que puedan contribuir a ilustrar la teoría o la historia de las bellas artes y a propagar su conocimiento.

2.º Recogiendo y conservando ordenadamente libros, dibujos, estampas, cuadros, esculturas, diseños de obras arquitectónicas, obras y manuscritos musicales y demás objetos de arte.

3.º Velando por la conservación y enriquecimiento del patrimonio histórico, natural y cultural de España, y proponiendo a las autoridades públicas competentes cuanto juzgase conveniente al progreso y conocimiento de las artes.

4.º Promoviendo exposiciones públicas y abriendo concursos en los que se ofrezcan premios a los que sobresalgan en el ejercicio de las artes o escriban sobre ellas obras de reconocido mérito.

5.º Enviando sus representantes a los patronatos y órganos de gobierno de los museos públicos y demás instituciones culturales y a los jurados de concursos y certámenes artísticos, cuando se les solicite o lo dispongan las normas reguladoras de los mismos.

Artículo 3

La Academia evacuará las consultas que le hagan la Administración del Estado, las Administraciones de las Comunidades Autónomas y las de las Entidades Locales, y emitirá los dictámenes y juicios procedentes sobre los diferentes ramos que abraza su Instituto.

Artículo 4

La Academia cuidará de la correcta aplicación y respecto a las disposiciones reguladoras del patrimonio histórico español. Estas normas serán aplicables a las relaciones de la corporación con los organismos que deban atender y tutelar la conservación de los bienes muebles e inmuebles integrantes de aquél.

«Artículo 6.

La Academia consta:

De cincuenta y dos Académicos de Número, residentes normalmente en Madrid. Podrá, no obstante, haber Académicos de esta clase residentes en todo el territorio nacional.

De Académicos Honorarios, que podrán residir en cualquier punto de España o del extranjero.

De Académicos Correspondientes españoles.

De Académicos Correspondientes extranjeros.

Cuando un Académico de Número no haya asistido a un mínimo de seis sesiones anuales durante tres años consecutivos, la Academia,...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS